El turismo también es gastronomía, por lo que la comida típica de cada país representa un atractivo que marca el paso de cada visitante.

El Caribe hace gala de una gastronomía mestiza, multicultural, dada la variedad de influencias que definen sus sabores y recetas más tradicionales y reconocidas a nivel mundial. No obstante, los habitantes originarios de la región también pusieron su granito de arena en este singular menú.

Esa es la historia del casabe, alimento primario de las comunidades aborígenes que habitaban en Cuba y otras islas de la región a la llegada de los colonizadores. Esta preparación debe su nombre a que su único ingrediente, la yuca, fue llamada por los indios Arawacos a las raíces de esa planta.

Hoy forma parte forma parte de la cocina tradicional cubana, hecho que motivó a la Federación de Asociaciones Culinarias de la República de Cuba a incluir su receta en el libro 30 Platos Emblemáticos de la Cocina Cubana, confeccionado por los principales chefs del país.

La compilación define al Casabe de la siguiente manera: “El casabe o pan de yuca es un alimento que heredamos de nuestros aborígenes. Forma parte del legado de la cultura taina, asentada en gran parte del archipiélago cubano y en otras islas antillanas. Fue asimilado por los conquistadores españoles, se incorporó a la dieta de los criollos, se consumió en las filas del Ejército Libertador cubano y aún hoy se mantiene, aunque solo en regiones del centro-oriente del país. Por su autoctonía, merece un lugar especial en el patrimonio culinario de la nación.”

Expone el texto que actualmente, su procesamiento tradicional es casi idéntico al prehispánico. Se conservan también las denominaciones aruacas de algunos utensilios: el rallador se sigue llamando guayo, como el cibucán o macuto (manga para exprimir la masa de yuca), el jibe (tamiz) o el burén (plancha).

En las provincias orientales de Cuba, el casabe no puede faltar en las cenas de Navidad y fin de año. En la Fiesta del San Juan, en la zona de Sierra de Cubitas, al norte de la ciudad de Camagüey, también es tradición.

Suele acompañarse con cerdo asado, picadillo, aceite, algún tipo de pasta, frijoles, leche y carnes en salsa.

En la Aldea Taína, sitio turístico ubicado en Holguín en uno de los asentamientos originales de ese grupo poblacional se conservan y reproducen varios elementos asociados a su cultura, de ahí que el casabe sea una de los platos principales de su oferta gastronómica.

Este pan ancestral igualmente forma parte de la cocina tradicional de otros países latinoamericanos y caribeños se produce que en Colombia, Guatemala, Belice, Haití, República Dominicana, Honduras, Brasil y Venezuela. La República Dominicana y Venezuela son los países principales productores de casabe.

Tomado de TTC.

Ver más noticias.

0 0 0 0