Con una calle abarrotada de fanáticos y curiosos, la Plazuela de Bedoya se contagió el pasado lunes de rumba, a propósito de las festividades por la Semana de la Cultura en la ciudad de Camagüey (Cuba), que se celebró hasta el pasado miércoles.

Con el protagonismo de la agrupación Rumbatá, la ciudad vivió una auténtica descarga musical de raíces afrocubanas, que puso a bailar a niños y jóvenes, adultos y ancianos.

El elenco ha cultivado desde 1996 las más genuinas raíces de la tradición cubana, con una reverencia intachable a la rumba, declarada en 2016 por la UNESCO Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.

La rumba es una de las expresiones culturales de mayor arraigo popular en la mayor de las Antillas, considerada parte indisoluble de la identidad cubana, por lo que no podía faltar su homenaje a la ciudad de Camagüey, otrora villa de Santa María del Puerto del Príncipe, en su aniversario 504.

Tomado de http://www.cadenagramonte.cu/

Ver más noticias.

0 0 0 0