Cuba tiene diversas ciudades patrimoniales, de las cuales Santiago de Cuba se destaca por su singular historia y variadas tradiciones, lo que la hacen un destino turístico a visitar por viajeros nacionales e internacionales.

Ubicada en el oriente de Cuba, caracterizada por montañas, intenso calor, calles sinuosas y sus residentes poseen una entonación al hablar muy singular. Esta ciudad posee una bastísima historia desde su fundación como villa en 1515, entre las primeras siete villas de Cuba. Es la segunda ciudad más importante del país debido a su economía y población.

Constituye una ciudad excepcional, combina valores y atractivos que muestran la idiosincrasia de su gente, la cultura e historia del lugar, además del disfrute de la naturaleza exótica. Es conocida como la Ciudad Héroe de Cuba, título que fue concedido por el apoyo de su pueblo a las gestas libertarias de los cubanos.

Santiago de Cuba fue atacada también por corsarios, piratas y filibusteros, que andaban en búsqueda de riquezas que formaban parte de lo que había heredado este territorio.

La plaza de Marte, es uno de los parques donde los santiagueros y santiagueras disfrutan de la belleza de la ciudad. Combina modernidad con historia y tradición, desde donde nace la calle Enramadas, una de las más populares.

La calle Enramadas es paso obligado para todo visitante que desee transitar por una arteria popular. Además, tendrá la posibilidad de encontrar varias opciones para degustar de la comida criolla, comprar souvenir e intercambiar con sus habitantes.

El parque Céspedes constituye el centro de la ciudad, y lleva el nombre del Padre de la Patria, Carlos Manuel de Céspedes. Patriota cubano que en 1868 liberó a sus esclavos y emprendió la lucha contra la colonia española por la libertad de Cuba. A este héroe se rinde homenaje también en el sementerio de Santa Ifigenia junto a otros destacados patriotas, José Martí Pérez, Mariana Grajales y Fidel Castro Ruz.

La visita a la casa del conquistador español Diego Velázquez de Cuéllar, trasmite una energía como si el tiempo se hubiese detenido. Desde el balcón de la casa se puede divisar la bahía de Santiago de Cuba, majestuosa vista. Del mismo modo, el conquistador Hernán Cortés fue el primer alcalde de la ciudad y de allí partió hacia la conquista de México.

Cristóbal Colón ya había avistado su magnífica y abrigada bahía desde sus primeros viajes a América. Los primeros conquistadores y colonizadores de Cuba fijaron en ella su capital desde el lejano año de 1522, fecha en que se le declaró oficialmente “ciudad”. La Iglesia católica tuvo igualmente la sede primada del Arzobispado en la isla, título que aún ostenta.

La imagen que conocemos hoy del anillo fundacional de la ciudad y sus edificios circundantes, como la fachada principal de la Catedral, el Ayuntamiento, el Hotel Casa Granda y el Club San Carlos, son obra del arquitecto e ingeniero civil santiaguero Carlos Segrera, quien fuera durante muchos años arquitecto municipal.

Santiago de Cuba es la cuna de una gran cantidad de los géneros musicales de Cuba (Ver video). Ha sido reconocida como la cuna del Son y el Bolero, la trova tradicional y la expresión coral tienen un profundo arraigo. Allí nacieron grandes músicos, como Sindo Garay, Ñico Saquito, Eliades Ochoa, Compay Segundo, Olga Guillot, por solo mencionar algunos.

Es sin duda una ciudad excepcional, en la que se combinan múltiples valores que permiten al visitante entrar en contacto con la idiosincrasia de su gente, la cultura e historia del lugar, mientras disfruta de la naturaleza exótica.

Las fiestas populares de mayor importancia son “El Carnaval Santiaguero”, los mejores del país y “La Fiesta del Fuego”.

Ver más noticias.

0 0 0 0